Cirugía Reconstructiva

Cirugía reconstructiva o reparadora, que incluye a la microcirugía, está enfocada en disimular y reconstruir los efectos destructivos de un accidente o trauma, los defectos de una malformación congénita y de una resección tumoral u oncológica. La cirugía reconstructiva o reparadora hace uso de distintas técnicas: de osteosíntesis, de traslado de tejidos mediante colgajos y trasplantes autólogos de partes del cuerpo sanas a las afectadas, etc.

Campos de influencia de la cirugía reconstructiva:   Fracturas complicadas del esqueleto craneofacial Malformaciones congénitas del esqueleto craneofacial y de la cara (cirugía de labio y paladar hendido) Reconstrucción de la piel y estructuras nerviosas de la cara Cirugía oncoplástica o cirugía plástica oncológica: reconstrucción después de cirugía de extirpación tumoral. Especialmente en mama y cabeza y cuello. Úlceras por presión Úlceras varicosas Quemaduras por fuego directo, escaldadura, electricidad, químicas, por congelamiento. Reconstrucción de tejidos blandos asociados a fracturas previa o durante la Cirugía ortopédica. Cirugía de mano: reconstrucción postraumática, reimplantes, trasplantes Corrección de defectos congénitos y por enfermedades degenerativas como la artritis reumatoide.